domingo, 5 de diciembre de 2010

Ian McKellen confirmado para “The Hobbit”, que se rodará en Epic 3D

Epic 3D
Poco a poco y tras años de rumores, especulaciones y desconcierto para los fans, las informaciones sobre “The Hobbit”, la precuela de “Lord of The Rings” empiezan a surgir de manera más fiable y concisa. Ahora los fans pueden dormir tranquilos, pues Peter Jackson no tendrá que buscar otro Gandalf.

Ian McKellen ha confirmado oficialmente que volverá a interpretar al mago en las dos películas que prepara el director. Así, McKellen se une a los confirmados Martin Freeman, Cate Blanchett, Hugo Weaving, Ron Perlman, Andy Serkis, Doug Jones y James Nesbitt. La película se empezará a rodar en Nueva Zelanda en febrero del próximo año, y algunos de los decorados ya están construidos, como nos demuestran en Total Film.

Jackson ha confirmado además que la rodará en 3D, y con una de las cámaras del momento, la Red Epic. ¿Y qué es Red Epic? A grandes rasgos es la evolución de la cámara que ha confirmado la cinematografía digital como el standard dentro de la industria, la Red One. La Red One consiguió que las cámaras digitales pudieran rodar en 4K de resolución (muy superior al HD tradicional) que la información se grabara en RGB sin comprimir (lo que permitía procesos de etalonaje sólo disponibles hasta ahora para películas de celuloide) y que usaran ópticas de cine, por lo que el look de las cintas es muy similar al de las películas tradicionales.

Los puristas la odian, pero con ella se han rodado películas tan dispares como “The Social Network”, “Che”, “Angels and Demons”, o “El Secreto de sus ojos”. Ha sido sin duda la gran revolución técnica del cine en los últimos años. De hecho, quién popularizó el uso de ésta cámara como opción profesional en Hollywood fue precisamente Jackson con su cortometraje “Crosing the Line”, en el que demostraba las posibilidades técnicas de una cámara relativamente barata para lo que cuesta rodar en cine.

Ahora los fabricantes de la Red One, van a dejar que Jackson sea el primero en rodar con su nuevo producto, la Red Epic. La principal ventaja de ésta cámara es su reducido tamaño, que permite fácilmente montar cámaras 3D (por mucho que se esfuerce Cameron en hacernos creer otra cosa, las cámaras 3D no son más que dos cámaras normales puestas en paralelo a unos 6 cm de distancia). Jackson utilizará al menos 30 de éstas cámaras, lo que le dará para tener la nada despreciable cifra de 15 cámaras 3D. Además, esta cámara aumenta la resolución hasta unos asombrosos 5K, es capaz de grabar hasta 120 fps, e incorpora algo que los usuarios llevan pidiendo desde hace mucho, la inserción de un modo HDR en video.

Puede que los puristas vayan a colgarme de un pino, pero sinceramente creo que el celuloide está muerto. Cada vez las cámaras digitales son más avanzadas, y el día que consigan que el pixel tenga la misma “vida” que el grano de aluro de plata, ni el ojo más entrenado será capaz de notar la diferencia. Pero es que ya hoy día es, a todas luces, más rentable, cómodo, y práctico rodar en digital. Más cuando los proyectores de 35 mm de las salas están siendo paulatinamente sustituidos por proyectores digitales. Ya no tiene ningún sentido seguir gastando celuloide, y más con maravillas técnicas como la que Red Labs va a presentar en el rodaje de “The Hobbit”.

Por Alberto Santaella | extracine.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario